CARGANDO...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Campismo - Hacer una Mochila

Hacer una Mochila de Mochila y Tienda

Textos e ilustraciones de Mochila y Tienda

Listado de objetos que debes llevar en una mochila


A la hora preparar una mochila es importante saber cual es la disposición correcta de los objetos para poder realizar una marcha óptima y que llevemos a buen término.

En primer lugar debemos escoger una mochila apropiada para la actividad. Si vamos a hacer una marcha de un día y no tenemos intención de dormir es suficiente llevar una mochila inferior a 20 litros de capacidad. En cambio, si lo que queremos es acampar una noche o más, entonces debemos llevar una mochila de capacidad superior, pues necesitamos saco de dormir y esterilla (aislante).

El orden de los objetos se realiza por peso y por necesidad de éstos. Por lo que colocaremos los menos necesarios y más pesados en la parte inferior de la mochila: Saco de dormir, utensilios de cocina, comida. Y en la parte superior: Ropa, abrigo, cantimplora y por último los objetos de utilidad (planos, brújula, linterna, chubasquero...). La esterilla puede llevarse bien colocada en la parte superior o en uno de los laterales y en vertical, siempre que no desequilibre el peso de la mochila. Para saber si una mochila está bien equilibrada hay que dejarla de pié y se tiene que mantener recta. Si se tumba, ese es el efecto que le hará a nuestra espalda y a la larga nos producirá molestias.

Es importante recordar que las mochilas de alta montaña están desprovistas de bolsillos laterales y otros compartimentos que puedan dificultar el acceso por lugares estrechos. Al contrario, las mochilas de trekking (senderismo) si disponen de estos bolsillos, muy útiles por cierto, para guardar todo tipo de objetos necesarios en el transcurso de la marcha.

La mochila debe estar bien pegada a la espalda y en su parte superior, debiendo llevar sujetos todos los anclajes, pues hacen que el peso de la mochila esté quieto y bien equilibrado, facilitándonos la marcha.