CARGANDO...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Campismo - Recoger una Tienda

Recoger una Tienda de Mochila y Tienda

Textos e ilustraciones de Mochila y Tienda

Aunque parezca evidente la recogida de una tienda hay que tener en cuenta ciertas factores para su buena conservación pues va a estar guardada durante meses y podría deteriorarse.

Figura A: Desmontaremos el doble techo y nos aseguraremos, antes de enrollarlo, de que se encuentre seco y limpio de cortezas, excrementos de pájaro, resina... Si no es así lo extenderemos sobre el suelo y al sol, si es posible, para que se seque perfectamente y para limpiarlo si hace falta. En caso de no poder secar la lona o de que no tengamos tiempo para ello, guardaremos la tienda, pero en cuanto sea posible, la volveremos a sacar para que se seque correctamente. Si guardamos las telas húmedas conseguiremos que se pudran y se partan con facilidad. Además, en la próxima acampada nos encontraremos un doble techo mohoso y carcomido, y nos daremos cuenta de nuestro error.

Figura B: En este apartado haré incapié en la limpieza interior y la reparación de los defectos de la cubeta, pues es la parte más importante de la tienda. Tiene que encontrarse en perfecto estado para que tengamos tienda durante muchos años. Con un cepillo barreremos toda la suciedad interior y luego con una bayeta húmeda retiraremos lo que quede de ella. Si encontramos algún agujero o raja en la cubeta sería un buen momento para poner un parche, ya que, si lo guardamos así al año siguiente nos encontraremos con una bonita sorpresa, que nos tocará solventar.

Figura C: Por último, colocaremos el doble techo sobre la tienda, habiendo hecho con los dos un amplio rectángulo de las mismas dimensiones. Todos los palos metálicos se colocarán en sus bolsas, las piquetas limpias y secas y los vientos secos y bien enrollados también se guardarán. Los colocaremos bien amontonados en un lateral sobre el doble techo extendido sobre la tienda. Empezaremos a enrollar y limpiaremos con un bayeta o trapo la cubeta por debajo, porque si no al enrollarla se manchará el doble techo y se quedará toda la suciedad dentro. Para enrollar todo, es mejor coger la funda de la tienda de campaña y coger su longitud, así luego no nos llevaremos la sorpresa de que no entra.