CARGANDO...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.

Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Orientación - Azimut

Azimut de Mochila y Tienda

Textos e ilustraciones de Mochila y Tienda

La declinación magnética en un punto de la Tierra es el ángulo comprendido entre el norte magnético local y el norte verdadero (o norte geográfico). En otras palabras, es la diferencia entre el norte geográfico y el indicado por una brújula (el denominado también norte magnético). La declinación magnética no es siempre de igual valor. Depende de su ubicación y puede variar sensiblemente de un lugar a otro. El valor de la declinación magnética varía, además, en el transcurso del tiempo, por ejemplo, si en Madrid hay 2º Oeste de declinación al año siguiente puede ser de 3º Oeste. Para que te hagas una idea, echa un vistazo al mapa magnético de España (no es válido en la actualidad).

Sobre planos topográficos, se puede apreciar la relación existente entre los nortes verdadero y magnético, generalmente en la cuadrícula correspondiente a la zona representada. Se acostumbra a indicarlo con un diagrama en el que el norte magnético es MN (Magnetic North) y el norte geográfico es TN (True North) y tiene una estrella de cinco puntas en la parte superior. En una etiqueta se indica el valor de la separación entre ambas direcciones, en grados, minutos y segundos (de arco, por supuesto)

En los diagramas, cuando el valor es positivo, se entiende que se suma en el sentido de las manecillas del reloj al norte verdadero, y si es negativo se adiciona en el sentido contrario a las manecillas del reloj. Por ejemplo, un valor de -15° equivale a 15° Oeste y un valor de 15º equivale a 15º Este.
Un método rudimentario para estimar la declinación es el siguiente: Se clava un palo en el suelo simulando un reloj de sol, de modo que forme un ángulo de 90º. A las 12:00 horas (hora universal) la sombra que proyecte es la que indica el norte geográfico (en el hemisferio norte). Si se consulta la brújula y se señala el norte magnético, se obtiene un nuevo ángulo. A los grados del rumbo se les restan los de la declinación magnética, también llamada azimut.

Si quieres saber el azimut de un lugar concreto antes de realizar una ruta pincha aquí.